Ilusionismo hoy: La técnica

Bueno, pues con la iglesia hemos topado, que se suele decir.

Ah, la técnica, ese elemento disruptivo fruto de los mayores defensores y los mayores retractores.

Pues hoy voy a arrojar algo de luz sobre la técnica, o al menos lo intentaré, tan maltrecha, maltratada y malentendida.

Lo primero y más importante, la técnica por si sola no sirve de nada.

Por si sola, piénsalo fríamente, no sirve absolutamente de nada. De que sirve un salto solo, o un back and front solo o un empalme de monedas solo…¿?

Es por ello que centrarse en técnica muchas veces hace magos virtuosos, pero que no tienen impacto en el público. Porque dan a entender que la técnica, debido a que les ha costado tanto conseguirla, hacen en su acto que se valore precisamente esa técnica manual y digital, y el publico muchas veces aplaude algo que no entiende, puesto que no se ha producido efecto de magia sino que aplaude una técnica bien hecha porque el lenguaje externo del mago le lleva a aplaudir eso, esa maniobra que le ha costado tanto llevar a cabo y que fruto del ensayo le ha salido hasta delante del público expectante.

Sin embargo, hablemos de la técnica como algo complementario dentro del efecto de magia, muchas veces si lees a Vernon te dice, la mejor técnica es aquella que parece que no existe, por contra tienes a Lennart Green que precisamente valora lo contrario, pero eso ya entra dentro del personaje, aquí estamos hablando del engrudo propiamente dicho.

Y es que la mejor técnica es aquella inexistente para el público, porque la experiencia mágica se multiplica, y lo dice Juan Tamariz en su Via Mágica, por ello, valora la técnica manual como lo que es, un medio para conseguir un fin.

Es entonces cuando nos planteamos, lo más importante es su ausencia, o ese principio de desconocimiento que nos indica como tiene que ser el efecto de magia.

¿Pero existe solo la técnica digital? ¿Porque cuando hablamos de técnica nos quedamos solo en la manual?

Porque si, existen muchísimas más técnicas a la hora de presentar magia, una muy cercana y que los magos no valoramos nada es la técnica actoral.

Y esa técnica si que se tiene que ensayar y ensayar, porque si no no es creíble. El problema principal de esta técnica es que si no se tiene de serie, el sacarla es complicado, pero se tiene que hacer, puesto que de otro modo no nos podríamos subir al escenario.

Y el modo de ensayarla es o tener alguien externo que nos corrige los gestos poco naturales y forzados, las idas y venidas en falso, el tapar las visuales en el escenario o hacer teatro y entrenamiento actoral, pregunta porque seguro que en tu ciudad tienes muchas cosas para poder formarte en este aspecto.

Y por supuesto, finalmente tenemos la técnica psicológica.

Y esta si que está maltratada, más incluso que la actoral. Porque nos escudamos en esa manida frase de “el ojo profano no lo ve”… ¡Mentira!

Que mentira y que auto engaño más grande… Mi primera pregunta es… ¿Sabes si el que tienes enfrente es profano, y si no lo es?

Y aunque lo sea, crees que alguien que conozca medianamente el mundo del espectáculo, simplemente por haber asistido a espectáculos, no va a saber valorar que no tienes técnica psicológica y técnica actoral? Pues claro que lo va a saber, y si esto es un banco de tres patas, dime de que te sirve tener técnica digital, si no sabes hacer cobertura (técnica psicológica) ni vender el número (técnica actoral) y que tenga una cohesión orgánica.

Y aunque sustituyas la técnica digital con gimmick, dime de que te va a servir si los otros campos les tienes vacíos y sin contenido.

Es por ello que el mago que actúa, no solo tiene que centrarse en la técnica manual, sino trabajar la técnica actoral y la técnica psicológica si de verdad queremos hacer avanzar todo hacia el futuro.

Desgraciadamente esto es presente, y es por ello que es más que necesario iniciar ahora nuestra formación como actuantes.

¿Conoces nuestra tienda online?

Descubre libros de Técnica Psicológica