La evolución del Ilusionismo ahora: La Crítica

Dentro del mundo del Ilusionismo tenemos un problema endémico en el que hay que centrarse si queremos hacer evolucionar nuestro pequeño arte, y es el uso de la critica.

No solo es necesaria, sino que nos ayuda a mejorar.

No hablo de una critica como deporte nacional (estoy en España para el que no sepa de que hablo, la critica se hace en base a la envidia, muchas veces, por suerte no todas).

Hablo de la critica en el sentido teórico y conocedor.

La cuestión es… ¿Quien las puede hacer?

Pues no cualquiera, porque una critica tiene que tener un motivo y un porque, y no es el de destrozar la autoestima del que tenemos enfrente.

El uso de la critica nos ayuda porque implica que tenemos una madurez en lo que hacemos, y que aceptamos el hecho de que lo que hacemos no está del todo correcto.

Por eso es necesaria.

Vuelvo a recalcar que la critica destructiva es lo peor que puede pasar, por eso se tiene que saber perfectamente cuando es una critica que nos va a venir bien.

No todo el mundo tiene potestad para emitir una critica, por ejemplo yo no puedo emitir una critica sobre toros, por varias razones, no me gustan, no los comprendo y no me pongo en el lugar del que dice que es arte. Por eso no tiene ningún tipo de sentido el ponerme a escribir sobre este tema.

Un mago de escena, exclusivamente de escena no puede emitir una critica sobre un espectáculo de cerca, igual que un mago meramente de cerca no puede emitir una critica de un espectáculo de escena. No en su conjunto, porque su visión es sesgada.

Otra cuestión es que el mago que emite el juicio tenga conocimientos de teatro, sea mago de cerca y haga una critica de escena, ya empezamos a centrarnos. Es entonces, con esa visión transversal la que hace que todo empiece a ser constructivo, igual que si alguien del mundo de la música emite un juicio de un espectáculo de magia, hay cosas que se le van a escapar, como es lógico y natural, pero muchas otras, al tener el mismo oficio escénico, va a acertar de lleno.

Si ademas a la ecuación le sumamos que esa persona sabe de luces, sabe de música, sabe de teoría y estética, sabe de concepción mágica, sabe de… Entonces esa persona tiene unos conocimientos que le da potestad para emitir una critica. Y su visión será más o menos acertada en base a los campos en los que tenga conocimientos, cuanto más campos tenga conocimiento, más acertada será la crítica que se emita.

Esto quiere decir que esa persona tenga todo el conocimiento del bien y del mal… ni mucho menos, pero su voz tiene que considerarse, para establecer unos criterios (que viene de la critica) validos y a tener en cuenta en base a sus conocimientos y saber.

Para los que se animen a hacer critica hay que tener varias cosas a tener en cuenta, pero la más importante es que siempre tenemos que empezar con algo bueno, porque la critica tiene un componente negativo intrínseco contra el que hay que luchar, algo que nos haya llamado la atención positivamente es lo primero que tendremos que señalar para que esa critica tenga algo valido en si mismo.

Por cada cosa buena podremos señalar algo que se tenga que mejorar, pero eso no quiere decir que tengamos que estipular la critica en plan destroyer, quiere decir que tenemos que resaltar aquello que creemos que tiene que mejorar, o en los aspectos en los que nos tenemos que centrar para mejorar lo que se ha visto.

Muchas veces no podremos escuchar a la persona y cuales fueron los motivos que le llevaron a hacer ese tipo de actuaciones porque elaboramos una critica escrita y varios días después de haber visto el asunto, aquí un poco de empatía a la hora de estipular la critica viene bien porque esa persona no se puede defender, y la critica se tiene que terminar, igual que se empezó, de un modo positivo.

Este tipo de critica es la correcta (que no políticamente correcta, eso se tiene que tener en cuenta), puesto que mucho se ha escrito en el mundo del arte (literal) sobre este tipo de publicaciones, es por ello necesario que el modo de hacer ese tipo de criticas tiene que ser siempre desde un punto de vista positivo, que ayuda al constructivismo.

Lógicamente lo fácil es hacer un Nietsche, y suicidarnos al final por que la gente maltrata la magia, y nuestra vida carece de sentido, pero la realidad, la cruda realidad nos hace ver que la magia avanza pase lo que pase, y que existen artistas que han llegado a ser muy valorados por sus actuaciones y no aplicaban ninguno de los principios mágicos que regia el buen hacer teórico de la magia, y sin embargo otros que lo han aplicado a rajatabla han sido completamente maltratados por el mercado.

Así estipulamos que un show canónico (en base a los principios teóricos imperantes), puede ser un desastre económicamente hablando, y un show poco ortodoxo con el canon puede ser un completo éxito, y no está mal reconocerlo.

Tal es así que tenemos que revisar siempre lo que es valido y lo que no. Puesto que la critica, como decía anteriormente se establece para iniciar unos criterios, que por evolución natural, tienden a ser cambiantes y efímeros en si mismos.

Otrora parte tenemos que tener en cuenta que muchas veces estipulamos una diferenciación que considero es muy nociva a la hora de enfrentaros a una rutina o una presentación como es decir “esto es para magos” o esto es para”profanos” (que poco me gusta la palabra profano, siempre he dicho que prefiero espectador, nunca sabes si el de enfrente es un profano) y esa diferenciación con tan poco criterio es la que hace que la magia pierda su sentido, llevando así una magia poco trabajada a público y una magia muy barroca a magos, cuando deberíamos de establecer un criterio intermedio tal y como hablaba Alfred Hitchcock, que llegaba a asegurar que el cine es un espectáculo y el publico es su destinatario, de este modo siempre se le acuso de hacer un cine comercial y poco profundo, pero te puedo asegurar que ha pasado a la historia como uno de los maestros del suspense.

Así que ahora mi pregunta de esta semana es, ¿te atreves a aceptar la critica con criterio o sigues con tu propio criterio sin dejar entrar otro tipo de enfoques y pensamientos?